Una versi n en comic moderno de la Taberna Gal ctica o Museum Peque os relatos, con moraleja o no, mundanos y profundos, que va coleccionando el hilo conductor de la obra que no protagonista.Muy recomendable por el gui n y narrativa fluida Se me ha ca do una estrella porque el dibujo pod a haber sido m s efectista manteniendo el blanco y negro. 2,5 Rese a de Carlos Reyes G que forma parte de la 4 parte de los posts dedicados a Alberto Breccia Nota completa en BLANCO Y VAC OCon un estilo grotesco, empapado de un gui n de exquisito humor negro, Breccia se sumerge en Buscavidas Breves historietas que narran las peripecias de un par sito vido de historias, un coleccionista de confidencias Dispuesto a cualquier cosa con tal de escuchar, de labios de cada protagonista, un momento, un dolor d Rese a de Carlos Reyes G que forma parte de la 4 parte de los posts dedicados a Alberto Breccia Nota completa en BLANCO Y VAC OCon un estilo grotesco, empapado de un gui n de exquisito humor negro, Breccia se sumerge en Buscavidas Breves historietas que narran las peripecias de un par sito vido de historias, un coleccionista de confidencias Dispuesto a cualquier cosa con tal de escuchar, de labios de cada protagonista, un momento, un dolor de sus vidas, listo para clasificar y archivar.La dupla Trillo Breccia ahonda nuevamente en zonas oscuras y deprimentes Es obvio que mis historias no suelen ser muy alegres, pero lo que me rodea tampoco lo es 2 , dir a el dibujante.Para el guionista y escritor Guillermo Saccomanno, Buscavidas puede entenderse tambi n como una met fora Trillo y Breccia crearon esta saga tr gica en los a os oscuros de la dictadura militar, cuando nuestro pa s fue convertido en un campo de concentraci n y el destino individual corr a la misma suerte de las criaturas esclavas de Sade, en los 120 d as de Sodoma Y con esta redundante referencia al Marqu s, que cre su obra en el hospicio de Charenton, invito al lector a compartir una pregunta m s No ser n estas p ginas un exorcismo 3.Buscavidas es perverso y ruin, como muchos personajes de los cuentos infantiles decimon nicos, y, al igual que ellos, en sus p ginas flirtean la f bula y la degradaci n Buscavidas succiona, cual vampiro, la poca vida que queda en sus v ctimas destrozadas por el dolor Pero para qu negarlo, Buscavidas tiene grandes dotes Sabe esperar a su v ctima y aguarda pacientemente su llegada para luego atacar con decisi n, y lo m s importante de todo es un personaje que sabe escuchar Escucha para grabar en su memoria los detalles de estas vidas ajenas y suplicantes, para solazarse en este aprendizaje Y s , pues Buscavidas pareciera no estar vivo del todo, incluso es posible que sea capaz de, s lo vicariamente, fingir que vive o intuir lo que es estar vivo de verdad.Los dibujos de Breccia retratan el universo canallesco y ruin de Buscavidas con trazos caricaturescos, expresivos, deformes, monstruosos, de rostros rugosos, todo ello habitando un inquietante mundo en blanco y negro, sin valores intermedios, un habitat que cautiva y sofoca.En pleno proceso de aniquilaci n fascista de Argentinos, Breccia sigue haciendo escuela junto a los mejores guionistas de su pa s Burlan la censura con lo que mejor saben hacer, contar historias Breccia se sentir en la obligaci n de documentar el horror acometido por los militares y junto a Juan Sasturain, trabajan en lo que se convertir en una obra capitular de la historieta Argentina y Latinoamericana Perramus.CONTINUAR 2 Alberto Brecia Sketchbook, Ancares Editores, Buenos Aires, Argentina, 2003 3 Alberto Breccia, Obras Completas, Volumen Uno, Doedytores, Argentina, 1994 Neste lbum seguimos as deambula es de um homem sempre pronto a ouvir uma hist ria, uma confid ncia, ou a escutar um segredo, para depois os guardar no seu arquivo Mais do que um curioso, um Coleccionador de Vidas, atento s pequenas e grandes hist rias das pessoas, das vidas daqueles com quem se cruza, sejam eles a neta de uma santa milagreira, um c mico ca do em desgra a, uma fam lia mafiosa, uma vedeta de telenovelas, um parente afastado, um assaltante de meia tigela que quer ser cantor de boleros ou um ditador afastado do poder Hist rias quase sempre pouco edificantes e de final inesperado, mas que s o, afinal, caricaturas da sociedade em que vivemos