Durante la madrugada del domingode marzo de , Diego Duarte, quince a os, ojos color caf , sesenta kilos, se intern en el basural del CEAMSE de Jos Le n Su rez junto con su hermano Federico Fue en busca de metales o cualquier otra cosa que se pudiera vender Diego no quer a que Federico fuera al colegio con las zapatillas rotas Por eso se arriesg en la monta a de basura, un terreno prohibido, abismal, vigilado Cuando vio el m vil policial, se ocult bajo un cart n Muri pocos minutos despu s, sepultado por un alud de basura que inici una de las topadoras del CEAMSE Su cuerpo permanece desaparecido El crimen sigue impune Qui n mat a Diego Duarte es la investigaci n que Alicia Dujovne Ortiz emprendi sobre ese asesinato, pero no solo eso Es tambi n un conjunto de extraordinarias cr nicas acerca del mundo de la basura como negocio de unos pocos, como medio de vida para muchos, un territorio en disputa, casi siempre violenta, del que ni la polic a ni la pol tica son ajenas


10 thoughts on “¿Quién mató a Diego Duarte?: crónicas de la basura

  1. Flor Méndez Flor Méndez says:

    La autora en el mism simo final, en el ep logo, se pregunta qui n mat a Diego Duarte Spoiler fuimos nosotros como sociedad.Creo que es la cr nica menos cr nica que he le do En vez de utilizar los testimonios para recrear escenas, describe y transcribe las entrevistas insert ndose como personaje En vez de hilar la historia de Diego con el resto del libro, parecen historias desconectadas Soy una ferviente creyente del el que mucho abarca poco aprieta , y creo que este es un ejemplo perfecto La autora en el mism simo final, en el ep logo, se pregunta qui n mat a Diego Duarte Spoiler fuimos nosotros como sociedad.Creo que es la cr nica menos cr nica que he le do En vez de utilizar los testimonios para recrear escenas, describe y transcribe las entrevistas insert ndose como personaje En vez de hilar la historia de Diego con el resto del libro, parecen historias desconectadas Soy una ferviente creyente del el que mucho abarca poco aprieta , y creo que este es un ejemplo perfecto.Diego est como tema principal aunque no hay un retrato literario como la gente, c mo es posible en menos de diez hojas repartidas a lo largo del libro el resto es de otra cosa Habla de las cooperativas, de las f bricas recuperadas, de las plantas de reciclado, de pol ticos muy poco como Sol , Carri , Macri, Kirchner y pasados Per n y compa a , de la bonaerense mucho menos , de los basurales, un taller literario en una c rcel, inmigrantes paraguayos versus criollos, la cultura ciruja, el accionar policial frente a casos como los de Diego y podr a seguir Ning n tema es desarrollado en su totalidad, y creo que si lo hubiera escrito otra persona podr a haberse sacado como m nimo tres libros de estas ideas Nada personal con Dujovne, no la conozco y es lo primero que leo de ella, pero sent que el periodismo que hizo fue desde su departamento S , fue a Jos Le n Su rez, s , fue al CEAMSE C MO PON S LA ESCENA DEL CEAMSE AL FINAL, POR DIOS TENDR A QUE HABER SIDO LA PRIMERA, INCLUSO ANTES QUE LA DEL HOMICIDIO DE DIEGO , pero el periodismo se sinti vac o y sin huevos sent poco compromiso Si pon s o, m s bien, la editorial pone el nombre de Diego en la portada, dale importancia a l, a su familia y a su historia, no mezcles peras con manzanas Habl de todo el resto en otro libro, o usalo como background, pero no le saques el protagonismo.Por ltimo, me parecieron re desubicadas los comentarios culturales ponele de libros, obras, ciudades, etc tera que hizo la autora entre di logo y di logo La verdad me importa muy poco la historia de la autora, su vida en otro pa s, etc tera, cuando tengo a un pibe aplastado por toneladas de basura por orden de la bonaerense De onda lo digo Si hubiera querido leer sobre ella me hubiese comorado una biograf a suya


  2. Amélie Amélie says:

    Timidez inmigratoria , basurolog a, una especialidad todav a rara, pero llamada a desarollarse y personas creativas que inventan la manera de no morir Personalmente, prefiero pecar de ingenua y equivocarme mucho, antes que pecar de esc ptica y torturar de nuevo.