Krematorium ist einer der besten spanischen Romane der letzten zehn Jahre Eine brillante Analyse des wilden Kapitalismus unserer Zeit La Vanguardia Rafael Chirbes vertraut der sozialen Funktion von Literatur, ihrer F higkeit zur Verst ndigung Solange er schreibt, ist die Welt nicht verloren Erich HacklMatias ist gestorben, der charismatische j ngere Bruder des erfolgreichen Bauunternehmers Rub n Bertomeu, in seiner Jugend ein Anh nger revolution rer Gewalt, sp ter wie seinem Bruder zum Trotz ein kobauer Mit dem Tod von Matias setzt ein vielstimmiger Chor ein Da ist Rub n, der Sozialist und Bauunternehmer, der auf sein Leben zur ckblickt, in dem jedes Ideal f r Geld und Erfolg geopfert wurde Da ist seine zweite Frau Monica, blutjung und karrieregeil, mit unbedingtem Aufstiegswillen Und seine Tochter Sylvia, eine Kunsthistorikerin, gefangen in einer freudlosen Ehe mit dem arroganten Professor Juan Mullot Sie alle profitieren von Rub ns Reichtum, gleichzeitig verachten sie ihn Rub ns Kindheitsfreund, Federico Brouard, ist als Schriftsteller gescheitert und verbringt seine letzten Tage im Suff, Ramon Collado ist Rub ns Mann f rs Grobe Aus diesen unterschiedlichen Perspektiven entsteht ein grandioses Gesellschaftspanorama die Familie als Ort des Besitzdenkens, die Zerst rung der Umwelt, Bauspekulation, schmutzige Gesch fte, Korruption, Drogen Sexualit t als Ware und gleichzeitig letzter Halt gegen die Aufl sung jeglicher Verbindungen Rafael Chirbes erz hlt in Krematorium eine aus den Fugen geratene, von den G ttern verlassene Welt, in der keine Gewissheit mehr gilt, in der Werte, W rter und Utopien leere H lsen sind Und doch ist dieser Roman ein Rettungsversuch Aus der Erz hlung der Widerspr che einer Ge sell schaft, die sich ganz dem Konsum und dem Mammon verschrieben hat, wird schmerzhaft deutlich, was wir verloren haben O el mundo se ha vuelto loco que es posible , o los locos somos nosotros que tambi n , pero este libro no nos ha gustado nada, nada, nada Rese a completa O el mundo se ha vuelto loco que es posible , o los locos somos nosotros que tambi n , pero este libro no nos ha gustado nada, nada, nada Rese a completa Con Crematorio me ha pasado algo que ya me ha ocurrido unas cuantas veces durante mi vida lectora, me parece una muy buena novela en intenciones y ejecuci n pero me ha gustado bastante menos de lo que esperaba No s como conciliar esto, quiz es que no me interesa la mayor parte lo que cuenta o que mi nivel lector intelectual no est al nivel de la propuesta O quiz es que en el fondo me ha gustado m s de lo que creo, porque la verdad es que le he dado bastantes vueltas desde que la termin Con Crematorio me ha pasado algo que ya me ha ocurrido unas cuantas veces durante mi vida lectora, me parece una muy buena novela en intenciones y ejecuci n pero me ha gustado bastante menos de lo que esperaba No s como conciliar esto, quiz es que no me interesa la mayor parte lo que cuenta o que mi nivel lector intelectual no est al nivel de la propuesta O quiz es que en el fondo me ha gustado m s de lo que creo, porque la verdad es que le he dado bastantes vueltas desde que la termin de leer hace unos d as.En un principio y seg n se promociona, resume o directamente, se vende, Crematorio trata acerca de la burbuja inmobiliaria en la costa levantina S , en un principio es as , pero esta definici n se queda cort sima, estos a os locos de prosperidad son tan s lo el marco o el paisaje que emplea Chirbes para hablar de muchas otras cuestiones Y la forma de contarlo tambi n es exigente, el desarrollo de la novela se estructura alrededor de la muerte de Mat as Bertomeu y su cremaci n, que ocurrir tan s lo a unas horas del momento en que finaliza la novela El personaje central es el hermano de Mat as, Rub n Bertomeu, que proviene de la peque a burgues a rural levantina y que, pasados unos picores revolucionarios y art sticos de juventud, se embarca en el lucrativo mundo de la construcci n, financi ndose con el dinero obtenido mediante un desasosegante negocio de narcotr fico Alrededor de l gravitan su hija Silvia, su segunda esposa M nica, Francisco, un escritor amigo de su infancia que se qued en el camino del xito material y que no quiso, no supo o no pudo, subirse al carro de los intelectuales apesebrados del r gimen del 78, un antiguo colaborador ca do en desgracia y las dos breves intervenciones de un mat n ruso que pasaba por all y del esposo de su hija Silvia, Juan, otro intelectual ya de una generaci n posterior al 78 Asistiremos al mon logo interior, al fluir de la conciencia de todos estos personajes aunque en algunos casos, Juan por ejemplo, es un narrador omnipresente el que nos cuenta qu est pensando el personaje, no he entendido el prop sito de estas variaciones , un poco al estilo de Cinco horas con Mario El argumento es m nimo y los dos o tres amagos de subtramas que se despliegan quedan sin cerrar, tal y como ocurre en la vida real.Esta decisi n creo que resulta acertada, puesto que no se limita a exponer una situaci n de corrupci n general del pa s mediante un caso de novela negra, que es lo que yo esperaba del libro, sino que Chirbes va al fondo, casi al subconsciente, de la burgues a empresarial, y la lite pol tica y social, mostrando su banalidad y vacuidad, la lite en un pa s que ha pasado de la miseria a la abundancia para unos pocos y de las huertas y los frutales al horizonte de urbanizaciones de cemento, como reflejo del paisaje mental de esa sociedad creada por el r gimen del 78, cuya prosperidad, alimentada por la corrupci n y hasta el crimen, se antoja est ril, incapaz de engendrar nada positivo para el futuro.Chirbes se adentra como una mezcla de psicoanalista y carnicero en las tripas de la Espa a 2008 y el volumen de temas tratados, que adem s son de los IMPORTANTES, es abrumador desde la evoluci n ideol gica, de la izquierda revolucionaria al pragmatismo descarnado o su alternativa, el exilio interior representado en el ecologismo de Mat as, como intentando expiar los pecados familiares recuperando la fertilidad de una tierra est ril cubierta por el cemento y la corrupci n, hasta numerosas reflexiones, sentencias y aforismos sobre la naturaleza del amor y el sexo, las relaciones ad lteras, la literatura, el arte, la arquitectura, las diferencias de clase, el xito personal, social y econ mico, las relaciones familiares y, sobre todo, las paterno materno filiales, las drogas, la memoria, la entronizaci n del dios dinero, la muerte del afecto millones de asuntos que acaban por resultar extenuantes, sobre todo si son volcados en forma de pensamientos err ticos que se pierden en disgresiones, divagaciones y repeticiones.Mis problemas con Crematorio son varios, ya digo que en intenciones y ejecuci n me parece una novela a la que poco se le puede reprochar pero, como he mencionado antes, a ratos me dejaba exhausto, o simplemente, me aburr a El primer cap tulo es muy potente pero luego se diluye en la mencionada exhuberancia tem tica, a la que hay que a adir la querencia por introducir los mencionados aforismos y sentencias algo a lo que tengo bastante man a, lo reconozco extra dos de los escritores y autores favoritos de Chirbes no he comprendido su prop sito o ese fluir de la conciencia que, como es l gico, resulta a veces repetitiva o excesivamente disgresiva Hay algunos personajes de los que no comprendo su presencia, como el esbirro ruso, que en mi opini n no aporta demasiado, o esa subtrama de un pringao y una mujer fatal, un poco t pico de g nero negro, la verdad, como si Chirbes encontrase la necesidad de meter chicha argumental a una novela que no lo necesita Tambi n reconozco que hay ciertos elementos que son imprescindibles para completar el retrato de una familia envilecida por el dinero y arruinada emocional y sentimentalmente, pero que a m no me interesan demasiado, como las cuitas familiares de los Bertomeu, que si mi madre no me quer a, que si mi hermano era el ojito derecho, que si mi hija no me respeta, que si mi primera mujer era una beata loca, etc, etc Finalmente, y a pesar de que yo mismo soy un cenizo, el negr simo pesimismo y la tremenda sordidez que ba a toda la obra resulta asfixiante, es que, con perd n, todo es una puta mierda de las gordas y lo peor es que no hay futuro ni atisbos de que la cosa pueda mejorar, alg n tipo de esperanza, nada, es que ni refugiarse en el arte o el amor, o la familia, o los amigos, ni retirarse a un huerto, ni pirarse al extranjero Ni siquiera hay esperanza en los ni os, como ese futuro heredero del imperio Bertomeu, nacido de la ambici n y el af n de dinero A veces resultaba un alivio dejar de leer, aunque pienso que este descarnado pesimismo es imprescincible en el relato y seguramente su lectura de la situaci n sea la correcta Rafael Chirbes es un genio de la literatura sin reconocer lo suficiente dentro de la mara a de autores de su generaci n La novela social g nero del que este autor forma parte de modo relevante qued enterrada bajo la novela optimista que se llevaba durante la pr spera democracia espa ola Parece que los gobiernos acomodaticios y sist micos se hab an olvidado de la literatura cr tica y de denuncia y prefer an, mientras intentaban modernizar nuestro pa s por otros medios, promocionar una litera Rafael Chirbes es un genio de la literatura sin reconocer lo suficiente dentro de la mara a de autores de su generaci n La novela social g nero del que este autor forma parte de modo relevante qued enterrada bajo la novela optimista que se llevaba durante la pr spera democracia espa ola Parece que los gobiernos acomodaticios y sist micos se hab an olvidado de la literatura cr tica y de denuncia y prefer an, mientras intentaban modernizar nuestro pa s por otros medios, promocionar una literatura de evasi n, de g nero incluso, sin demasiadas complicaciones, ni reivindicaciones Centr ndonos en Crematorio, hay que apuntar que es una obra bastante compleja en lo formal Pr cticamente lineal, sin estructura aparente, si la examinamos en profundidad nos damos cuenta que est fragmentada por la intervenci n o el modo de ver el suceso central de la novela una muerte de cada uno de los personajes principales En cuanto al contenido, el autor analiza, de modo magistral, la dif cil relaci n de una familia en la que el padre se ha enriquecido gracias a la especulaci n inmobiliaria en la Espa a de la poca de la burbuja Nos encontramos con las miserias de esta forma de enriquecimiento, pero tambi n con las miserias de varios seres humanos enfrentados a emociones de lo m s primario la envidia, el despecho, los celos, la venganza Porque esos sentimientos son los que circulan por toda la novela sentimientos que se podr an resumir en la justificaci n propuesta por cada personaje para entender una vida en la que no aprueban la actuaci n de Rub n, el arquitecto que vendi su alma al diablo para convertirse en millonario, pero de la que muchos han sacado provecho en mayor o menor medida.Chirbes nos muestra la delgada l nea que separa lo honesto y lo deshonesto y nos nos obliga a tomar partido, aunque no queramos Algunas veces, envuelve la decadencia en papel de regalo, en afable melancol a, que hace que sea m s dif cil a n tomar postura, y esta artima a logra mantener la atenci n del lector aunque no haya apenas acci n porque nos enfrentamos a una obra eminentemente descriptiva Pero la descripci n de las emociones de cada personaje de esta familia Bartomeu padre, esposas, hermano, hija, cu ado, amigo es tan incisiva y minuciosa que nada se escapa a nuestra comprensi n y nos produce una sensaci n de obra redonda culminada por un final en mi opini n demoledor En definitiva, para m 5 estrellas Una muerte es todo lo que necesita Chirbes para sumergirnos en el tormentoso mar que son las vidas de los personajes que pueblan esta novela Personajes que, a golpe de recuerdo, nos llevan por la Valencia del boom urbanistico, la del auge de la droga y las mafias, la del pelotazo politico y el trafico salvaje de influenciasUna muerte, una simple muerte es la excusa por la cual se nos narran memorias, recuerdos, vidaso mas bien no vidas atrapadas en el deseo, la ambicion, la corrupcion E Una muerte es todo lo que necesita Chirbes para sumergirnos en el tormentoso mar que son las vidas de los personajes que pueblan esta novela Personajes que, a golpe de recuerdo, nos llevan por la Valencia del boom urbanistico, la del auge de la droga y las mafias, la del pelotazo politico y el trafico salvaje de influenciasUna muerte, una simple muerte es la excusa por la cual se nos narran memorias, recuerdos, vidaso mas bien no vidas atrapadas en el deseo, la ambicion, la corrupcion Existencias grises, muertos en vida que vagan, erraticos, destino al crematorio Crematorio es una buena novela, el esfuerzo del autor por dejarte una imagen en cada rengl n es evidente, el acopio de informaci n sobre c mo se producen las actuaciones urban sticas en la Comunidad Valenciana durante el periodo de la burbuja inmobiliaria, no resulta pesado ni tampoco la capacidad de an lisis de las motivaciones de los personajes que las realizan El problema de la novela, en mi modesta opini n, es su estilo, espec ficamente utilizar largos mon logos sucesivos en boca de cada un Crematorio es una buena novela, el esfuerzo del autor por dejarte una imagen en cada rengl n es evidente, el acopio de informaci n sobre c mo se producen las actuaciones urban sticas en la Comunidad Valenciana durante el periodo de la burbuja inmobiliaria, no resulta pesado ni tampoco la capacidad de an lisis de las motivaciones de los personajes que las realizan El problema de la novela, en mi modesta opini n, es su estilo, espec ficamente utilizar largos mon logos sucesivos en boca de cada uno de los personajes El protagonista, Rub n Bertomeu, da la talla, pero los dem s no y es una l stima porque estos secundarios son, en ocasiones, molestas interrupciones sobre lo m s interesante de la novela Al final, terminas cansado y no solo por el estilo, porque creo que podr a haber dicho lo mismo con menos p ginas De todos modos, nadie puede poner en cuesti n que Rafael Chirbes sab a escribir Intentar leer algo m s de l en el futuro Uno acumula saber como las urracas, oye miles de discos, lee libro tras libro, ve cientos de programas de televisi n, hojea millones de revistas a lo largo de la vida, piensa, se informa, y luego se muere, y seguramente, si le queda un hilo de lucidez, piensa tambi n en todo el tiempo que ha perdido. Me parece extraordinario el universo que crea en torno al urbanismo, la corrupci n, la prostituci n e incluso el arte y la literatura es muy meritoria la radiograf a de personajes con pasajes incre bles pero en conjunto, la novela me ha aburrido a ratos, quiz la he afrontado en unos d as complicados. Crematorio , de Rafael Chirbes, no es solo una magn fica novela, es ante todo un tratado sobre el ser humano, sobre la vida, sobre las innumerables vicisitudes que la jalonan La maestr a de Chirbes para integrar pasado y presente casi en cada l nea, para ahondar con profundidad en los personajes, para plantear con elegancia e inteligencia cada situaci n, convierten esta obra en toda una joya literaria A mi entender, otro de esos libros imprescindibles publicados en Espa a la primera d cada de Crematorio , de Rafael Chirbes, no es solo una magn fica novela, es ante todo un tratado sobre el ser humano, sobre la vida, sobre las innumerables vicisitudes que la jalonan La maestr a de Chirbes para integrar pasado y presente casi en cada l nea, para ahondar con profundidad en los personajes, para plantear con elegancia e inteligencia cada situaci n, convierten esta obra en toda una joya literaria A mi entender, otro de esos libros imprescindibles publicados en Espa a la primera d cada del siglo XXI Esperaba leer una novela negra con la burbuja inmobiliaria, la corrupcion y la violencia como fondo y realmente lo que me he encontrado es un estupendo tratado de filosofia.